Publicaciones
Fundacion Progreso y Libertad
¿Sirven las campañas de boicot al consumo?
Por Juan Manuel Morales

Publicaciones | 14/04/2016
facebook  twitter  Versión para imprimir  Enviar por e-mail

            El 7 de abril del corriente año se llevó a cabo la campaña “Súper Vacíos”, cuya convocatoria invitaba a la gente a no comprar en las grandes cadenas de supermercados de todo el país durante el día en cuestión. El motivo de la  iniciativa llevada a cabo por la entidad Consumidores Libres, la CTA de Pablo Micheli y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue la de materializar el descontento de los consumidores para con los denominados “formadores de precios” (haciendo referencia a las grandes cadenas de supermercados) responsabilizándolos de las subidas de precio de “carácter especulativo”.

            Claramente la inflación es el problema económico más grave que sufre nuestro país desde hace varios años y la realidad es que, por diversas causas, se ha disparado en los últimos meses. El alza de los precios en los primeros meses del año sumado al sinceramiento de las tarifas es un golpe duro al bolsillo de las familias argentinas y, por estos motivos, jamás se podría dudar del noble fin que tuvo la campaña,  pero la realidad es que su efecto en nada puede contribuir a bajar los precios.

En primer lugar, si se quiere resolver el problema se debe entender el origen del mismo. Podríamos decir que, tal como se comporta cualquier bien o servicio, el también está sujeto a las leyes de la oferta y la demanda, por ende su valor depende de las cantidades ofrecidas y demandadas de moneda.

            La oferta de dinero es la cantidad de dinero que circula en una economía, mientras que la demanda de dinero es a) la cantidad de dinero que los agentes económicos (familias, gobierno y empresas) desean atesorar y b) el dinero que la gente demanda para intercambiar por otros bienes y servicios. Por eso decimos que, cuando la oferta monetaria supera a la demanda se dispara la inflación, cada peso vale menos dado que el dinero circulante es relativamente más “abundante” que su demanda. Para simplificar, supongamos que una economía sencilla produce dos tomates y circulan en ella 4 pesos, podríamos concluir que cada tomate vale 2 pesos. Ahora, si de repente sumamos dos pesos mas en circulación y no se produce mas tomate, ni los agentes quieran atesorar ese nuevo dinero, habrán 6 pesos circulando en la economía para dos tomates producidos, o sea que cada tomate valdrá ahora 3 pesos, un 50% más.

            Entonces ¿quién es el responsable de que aumenten los pesos circulantes en la economía? El único ente capaz de imprimir moneda es el Banco Central. Y como este es funcional al gobierno, cuando el Estado gasta más de lo que recauda se financia a través de la inflación: imprimiendo billetes para pagar sus deudas. Resumiendo, podríamos decir que si el Estado no es prolijo con sus cuentas quienes lo financian son los ciudadanos pagando inflación que les quita poder adquisitivo.

            La realidad es que al 10 de diciembre, el sobrante de pesos en la economía era de 200.000 millones de pesos, equivalente al 4% del PIB. Actualmente el BCRA está haciendo sus tareas reduciendo el ritmo de emisión monetaria y, para mediados de febrero, ya había absorbido el sobrante de pesos. El problema es que la política monetaria actúa con un retraso de entre 10 y 18 meses. Por ende, los resultados en el índice de precios los vamos a ver hacia fines de este año, y también, dicho sea de paso, aclarar que las escaladas en los precios que sufrimos ahora son, en parte, consecuencia de las emisiones irresponsables de Vanoli cuando ocupó el mando del BCRA hace algunos meses.

Habiendo aclarado esto entonces, sobre la campaña Súper Vacíos, suponiendo que haya tenido un fenomenal éxito,  podríamos decir que:

 

-          En el caso de no haber comprado nada el día 7, pero lo que no compramos ese día lo compramos en un momento posterior, simplemente  retrasamos temporalmente el consumo, esto no provoca ningún efecto.

-          En el caso de que todos los argentinos nos inclinemos a partir de ahora a consumir en almacenes, serán los almaceneros quienes aumenten sus precios más rápido que los supermercados dado que los primeros sufrirán una altísima demanda.

-          Si cambiamos nuestros hábitos, por ejemplo de no comprar carne porque está muy cara, pero gastamos ese dinero en comprar pollo, verduras u otra cosa, provocaremos un aumento en los precios de estos últimos bienes. O sea, no habremos disminuido la inflación, sino habremos alterado la relación entre los precios de los bienes en cuestión.

 

            La única manera de reducir la inflación mediante una campaña de estas, suponiendo un caso prácticamente de ficción y la repetición de la medida varias veces a la semana durante varios meses, es que  el dinero que decidimos no gastar un día lo guardemos debajo del colchón o lo destinemos a la inversión o producción de bienes o servicios para ofrecer al mercado, de esta manera disminuiríamos la oferta de dinero y/o aumentaríamos la demanda de dinero, cada peso circulando se volvería mas relativamente más “escaso” y por ende más valioso.

            Lamentablemente otra vez la ciudadanía es víctima de quienes, a través de la idea de un Estado grande y generoso, terminan robándole sus ingresos. Como ciudadanos, no nos queda más que aprender sobre las consecuencias de la mala administración pública y sobre el discurso de un Estado grande,  que lejos de ser juzgado por sus “nobles” intenciones, debe ser juzgado por sus pobres resultados.  

 
:: Compartir ::
facebook  twitter  Linkedin  
 
Seguinos en Facebook Seguinos en Youtube Seguinos en Twitter
  
 
  Agenda
 
Programa de becarios Fundación Progreso y Libertad
Campamento anual de jóvenes - JAL
 
Fundación Progreso y Libertad - Junior Achievement
``Economía Personal`` para adolescentes
 
TALLER DE LECTURA
Tocqueville y el problema de la democracia
27-02 - CUPOS LIMITADOS
 
TALLER DE LECTURA
Alberdi sobre la Omnipotencia del Estado
27 de MARZO, CUPOS LIMITADOS.
 
CICLO DE LECTURA DE DEFENSORES DE LA LIBERTAD
LA LEY - BASTIAT
24-04 Abierto a todo público, sin costo! Cupos limitados.
 
CONFERENCIA ABIERTA A TODO PÚBLICO - ENTRADA LIBRE Y GRATUITA
RICARDO LÓPEZ MURPHY PRESENTA MEJORES POLÍTICAS PÚBLICAS 2
 
Fundacion Progreso y Libertad
Javier Milei en Neuquen
 
Fundacion Progreso y Libertad
1e Taller de Lectura 2017